Los dolores musculares y articulares más frecuentes

Según la última Encuesta Europea de Salud en España, realizada por el INE (Instituto Nacional de Estadística), el 74,2% de los trabajadores sufre dolores musculares en el trabajo, siendo los de espalda los más frecuentes y, entre ellos:

40,1

lumbar

26,6

dorsal

27

cuello

Además, es destacable que las mujeres sufren un 4,4% más de dolores musculares que los hombres.

Su origen

Los dolores musculares y articulares más habituales en nuestra actividad diaria tienen un origen antagónico. Por una parte, son consecuencia de la vida sedentaria. Por otra, son consecuencia de una actividad física excesiva o mal ejecutada.

Sedentarismo

Sedentarismo

Largas jornadas de trabajo frente al ordenador o conduciendo puede llevarnos a una sobrecarga muscular, especialmente en las zonas lumbar, dorsal y del cuello.

Posiciones corporales incorrectas

Posiciones corporales incorrectas

Adoptar una mala postura por largos periodos o de forma repetitiva produce dolor muscular. Por ejemplo, el dolor de cuello puede estar asociado al uso del móvil o el dorsal y de hombros por no sentarnos correctamente.

Movimientos incorrectos

Movimientos incorrectos

Los movimientos mal ejecutados (como la carga de peso de forma incorrecta) pueden ser causa frecuente de dolores musculares.

Tensión y estrés

Tensión y estrés

La zona del cuello se suele resentir con dolorosas sobrecargas fruto del estrés y la tensión.

Contusiones

Contusiones

Traumatismos directos sobre un músculo que se manifiesta con dolor y hematoma. Son muy frecuentes en deportes de contacto.

Actividad física excesiva o mal ejecutada

Actividad física excesiva o mal ejecutada

Cuando realizamos ejercicio físico sin calentar previamente, de manera más intensa a la que estamos acostumbrados o sin estiramientos al finalizar, son causa de calambres, sobrecargas, contracturas, desgarros… Patologías, todas ellas, que cursan en dolor.

Novidol

Y recuerda: Para el dolor leve y ocasional...

Novidol es nuestro gel con ibuprofeno para No Vivir con Dolor. A partir de 12 años.

Más información